sábado, 25 de enero de 2014

Se publica una nueva biografía de Julio Iglesias con curiosidades sobre Benidorm 1968


Desde hace pocas semanas se encuentra a la venta una nueva biografía de Julio Iglesias. La firma Andrés López Martínez (Cuando vuelva a amanecer, Editorial Milenio) y se hace eco de los 45 años de carrera musical del intérprete de La vida sigue igual. El autor desvela en su libro algunas anécdotas sobre el paso de Julio Iglesias por Benidorm 1968, un festival en el que iba a participar como compositor pero acabó actuando como intérprete gracias a las gestiones de su padre frente a la Falange, que pretendía censurar su tema en el certamen.


Julio Iglesias llevaba meses moviendo por las diferentes compañías su tema La vida sigue igual, pero en ninguna casa discográfica le hacían caso. Fue Columbia quien decidió lanzar el tema en el Festival de Benidorm 1968 grabado por el intérprete canario Manolo Pelayo, que en 1967 ya había competido en Benidorm con las canciones Algo mágico (de Ramón Simó y José Solá) y Un hombre (de los hermanos García Segura).

La misma fatalidad que frustró la carrera futbolística de Julio Iglesias se impuso en la vida de Manolo Pelayo, que enfermó de hepatitis poco antes del festival. Columbia necesitaba reemplazar a Pelayo y para ello seleccionó a Iglesias quien, sin comerlo ni beberlo, se vio rumbo a Benidorm y obligado a cantar en contra de su voluntad.

Tan nervioso estaba en la semifinal que en ningún momento sacó las manos de los bolsillos. En la final tardaron tres minutos en convencerle de que debía salir a escena porque estaba al borde de un ataque nervios; finalmente tuvo que salir a empujones para cantar su tema.

La canción tuvo sus problemas con la censura. Cuenta López Martínez en la biografía de Iglesias que "tuvo que hacer frente al veto que le impusieron algunos miembros del Movimiento que, a saber por qué, no deseaban que ésta se presentase al festival de Benidorm. Afortunadamente, y sin que Julio tuviese conocimiento de ello, el doctor Iglesias Puga, padre del crooner, solicitó la mediación del mismísimo José Solís Ruiz, ministro secretario general del Movimiento (cargo del que sería destituido un año después por el escándalo Matesa), a quien convenció para que La vida sigue igual fuese finalmente seleccionada". Y es que el padre del cantante estaba muy bien relacionado con el Régimen: se había afiliado a Falange en 1933 y fue encarcelado durante la guerra civil.

Puedes leer más curiosidades sobre la biografía de Julio Iglesias en este artículo firmado por el periodista Carlos Prieto: El día que la Falange casi acaba con la carrera de Julio Iglesias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada