domingo, 31 de agosto de 2014

Jerónimo: "Cuando gané el Festival de Benidorm, no me reconocí"


El cantante argentino Jerónimo, ganador del Festival de Benidorm 1980, ha respondido recientemente a una entrevista para El País, noticias de Cali, Valle y Colombia a preguntas sobre su carrera artística de más de 40 años y su vida personal, marcada por fuertes convicciones cristianas.

El artista reside en Colombia desde hace años y, según reconoce, nunca ha hecho negocio con la música, "para mí el gran negocio es ver a la gente feliz. La sociedad moderna se acostumbró a juzgar a la gente por lo que tiene y no por lo que es, y la gente se ha preocupado tanto de tener que se olvidó de ser. Y si uno no tiene y tampoco se ha preocupado del ser, pues desaparece".

Recuerda con cariño sus inicios en el mundo de la música en España, donde ganó en 1977 el Festival de Alcobendas. "Cuando me entregaron los trofeos pensé en los cantantes que no habían ganado ninguno y poco tiempo después oí a un político en España decir que quien alguna vez no ha fracasado, jamás será un buen ganador, y yo dije wao, mirá lo que dice este".

Aquel mismo año, Jerónimo representó a Argentina en el Festival de la OTI celebrado en Madrid, pero su tema Jugar a vivir no destacó en la competición, quedando en 6º puesto empatado con otros cuatro países.

Posteriormente participaría en el Festival de Benidorm 1978 con Cuánto te amo, pero no pasó a la final.

Su victoria en el Festival de Benidorm 1980 con Quisiera, tema compuesto por El Lute, le llevó de cabeza a la presión del éxito en la música. "En la noche que gané el Festival de Benidorm, fueron cuatro trofeos", recuerda Jerónimo. "Al ganador le dan la suite del hotel Don Pancho, yo entré y había un espejo muy grande y cuando me vi en ese espejo no me reconocí. Al hombre cuando está en una posición de poder, todo mundo lo conoce y todo mundo piensa que es un fenómeno, pero cuando pierde, no queda nadie".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada